Qué es ser usufructuario de una vivienda

El usufructuario podrá usar y disfrutar el ser usufructuado durante el tiempo que dure el usufructo, pero, en ningún caso, podrá disponer de el.

Es decir, el usufructuario de una vivienda podrá vivir en ella e inclusive arrendarla, haciendo suyas las rentas del alquiler. Pero no podrá vender la vivienda, porque tiene la obligación de conservarla.

Indice de contenido

¿Cuáles son los derechos y las deudas del usufructuario?

Los derechos y obligaciones que afecten al usufructuario serán los que estuvieran estipulados en el contrato. No especificados en el contrato, los derechos y obligaciones serán los señalados en las fracciones 2ª y 3ª del Capítulo I, Título VI de este código.

La justificación legal de esta afirmación se encuentra en el precepto número 470 del Código Civil:

Acceder Aquí  Como pasar de gananciales a separacion de bienes

¿Qué implica tener el usufructo de una vivienda?

El usufructuario de una vivienda tiene una serie de derechos y también varias obligaciones. Vemos de qué se trata:

El usufructo corresponde a los siguientes derechos:

Es un derecho real en cosa ajena

El objeto del usufructo no forma parte del patrimonio del usufructuario y del propietario del patrimonio del nudo.

El usufructuario puede disfrutar de todos los beneficios del usufructuario.

¿Cómo se tiene el usufructo de una vivienda?

Actualmente, existen tres opciones diferentes para obtener el usufructo de una vivienda:

Herencia: Esta es la opción más común. Según la ley, el viudo o viuda tiene derecho a beneficiarse del usufructo de la vivienda. Es el derecho de la vida. De esta forma, los hijos no podrán ser echados de la vivienda al viudo o viuda, que tendrá derecho al uso e incluyendo el alquiler de la misma. En el caso de herencia, debes saber cuánto vale dicho usufructo, porque es algo muy importante para saber qué impuestos tienes que pagar.