¿Cómo convertirse en esteticista en casa?

¿Cómo convertirse en esteticista en casa?

Descubre la formación a distancia para convertirte en esteticista

Cuida de los demás y de ti misma, evoluciona en el mundo de la belleza, sé independiente… ¿Por qué no convertirte en esteticista del hogar y profesionalizar tu pasión?

Una esteticista a domicilio proporciona principalmente tratamientos corporales y faciales a sus clientes al ir a su casa.

Además de los tratamientos clásicos, una esteticista a domicilio realiza depilaciones, manicuras e incluso maquillajes. Por tanto, esta profesión es muy polivalente.

Para ejercer la profesión de esteticista a domicilio, es necesario disponer de un CAP de estética, cosmética, perfume (PAE). Para obtenerlo, te aconsejamos que sigas una formación

Misiones de la esteticista

Mientras que anteriormente trabajaban principalmente en institutos de belleza, vemos cada vez más esteticistas estableciéndose por su cuenta. Ahorro de tiempo para los clientes que ya no tienen que viajar y libertad para las esteticistas que gestionan su horario como les plazca. El trabajo es el mismo excepto que van a las casas de sus clientes o las reciben en sus casas.
Su día a día está repleto de los tratamientos corporales y faciales que realizan, luego de determinar el tipo de piel y los productos más adecuados para cada una.
La versatilidad podría caracterizar esta actividad, ya que además de los tratamientos clásicos, la esteticista realiza depilaciones, manicuras o maquillajes. Sin embargo, cabe señalar que, por falta de equipamiento suficiente, la gama de servicios puede ser menor que en los institutos.
Finalmente, desempeña un papel de asesoría ya que orienta a sus clientes en la elección de productos, colores, etc.

Acceder Aquí  3 ideas para ganar dinero desde casa

 

¿Esto es para ti?

El gusto por la estética es sin duda fundamental, pero no es el único a contar. En constante contacto con los clientes, este profesional independiente debe demostrar infalibles habilidades interpersonales para inspirar confianza, hacer de la atención una experiencia placentera, pero también para retenerlos. El sentido de la escucha y la dulzura serán, por tanto, útiles.
Asimismo, el hecho de ofrecer tratamientos de belleza la obliga a estar siempre ordenada en cuanto a vestimenta, así como su maquillaje y manicura.
Además, debe ser curiosa y estar al día de las últimas innovaciones o tendencias. Esto le permitirá ofrecer a sus clientes técnicas eficaces y explicárselas.
Finalmente, como trabajador autónomo, la perspicacia para los negocios no debe subestimarse porque, más allá de una pasión, se trata de ganar dinero. Discutir para vender productos de belleza, convencer a la gente de la necesidad de un tratamiento, etc., la convertirá en una emprendedora experimentada.

Acceder Aquí  Ayuda a domicilio: ¿podemos hablar de trabajar desde casa?

Lado del dinero

Si el salario medio de una esteticista en un salón de belleza ronda los 1.430 euros brutos, el de una independiente es más variable.
De hecho, a razón de unos cincuenta euros por tratamiento, sus ingresos dependerán del número de citas y clientes diarios.

¿Y los diplomas?

Para ejercer la profesión de esteticista a domicilio es imprescindible un CAP de estética, cosmética, perfumería (ECP). Esta formación puede comenzar al final de la universidad o reanudarse más tarde, en particular en el contexto de una nueva formación.
Los más motivados pueden entonces obtener un certificado profesional o un bachillerato vocacional ECP.
Con su diploma en el bolsillo, puede comenzar a conquistar a sus clientes